FRENILLO LINGUAL CORTO EN LACTANTES

El frenillo lingual es mencionado innumerables veces como el “culpable” que el niño “no hable” siendo uno de los mitos que se tejen ante la falta de información y que van de boca a boca: abuelos a padres, padres a padres y de profesores a padres, etc.
El frenillo lingual es uno de los tres frenillos que tenemos en la boca, es un pliegue vertical de la mucosa oral que se extiende desde unos milímetros previos del ápice de la lengua hasta la base de la boca, la función de este tejido es evitar que la lengua se mueva en exceso o “corra demasiado” del lugar que normalmente ocupa en la cavidad oral.
Pero … ¿Qué pasa si este frenillo es corto?, ¿Qué problemas puede traerle a mi hijo?
Los problemas pueden verse en diferentes etapas del individuo, por ejemplo y en lo que vamos a profundizar un poco en estas líneas es en la etapa de lactancia. En esta etapa pueden verse perjudicados tanto la madre como el bebé. Una incorrecta succión puede ocasionar grietas en el pecho de la madre, ingurgitaciones, obstrucciones, infecciones, etc. El bebé no logra extraer la leche, y se queda con hambre, pierde peso, se agita y llora muy a menudo. Estos problemas suelen conducir a un abandono precoz de la lactancia materna. Por ello, es indispensable que ante estos signos acudas a consulta con el área de Motricidad Oral , para que juntamente con el odontopediatra podamos ayudarte a realizar un descarte de frenillo corto.
👩🏻‍💼Katia LLicán – Terapeuta de Lenguaje.